domingo, 30 de octubre de 2016

Nunca seremos inmortales como Ian Curtis

Nunca seremos inmortales como Ian Curtis.
Vamos demasiado tarde.
Sabes que no hay un hueco para nosotros en ese libro.
Finges, finges y te tomas selfies sin mirar a cámara
pero el humo no nos rodeará jamás en la noche,
cuando estemos perdidos. 


Nadie sobrevive con los pies húmedos y
en esta habitación el agua sigue subiendo
sin que hagamos nada.
Arremangarnos los pantalones no será suficiente,
subirnos sobre las sillas, las mesas,
tampoco.


Nunca seremos inmortales como Ian Curtis.
El bosque es frío y nosotros tan solo somos ratas domésticas.
Yo tengo miedo y tu sonríes porque eres estúpido,
no comprendes. El aullido viene a por nosotros 
para descomponernos, reducirnos a la nada,
dejar un vacío en la posteridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario