viernes, 14 de octubre de 2016

Nosotras podemos y debemos

Podemos y debemos tener grandes pechos pero nunca pezones. 
Podemos y debemos tener curvas sinuosas pero sólo en las esquinas adecuadas.
Podemos y debemos tener una gran melena esponjosa pero sólo de pestañas hacia arriba.

Podemos menstruar pero debemos hacerlo en silencio y en azul, como en los anuncios de compresas. 
Podemos y debemos moldearnos pero siempre con mucho cuidado: no queremos músculos desafiantes, perder la delicadeza de ninfa que nos hace valiosas.
Podemos y debemos tener una gran personalidad pero sin hacer sombra a esos egos diminutos de hombrecillos diminutos.

Podemos disfrutar de nuestro clítoris hermoso y profundo pero debemos fingir siempre siempre siempre discreción y cautela. Camina despacio sobre la línea que separa lo decente de lo indecente. No querrás caer. Camina despacio. Mira al frente.

Podemos hacer tantas cosas... 




pero siempre 
encorsetadas 
en un shibari 
doloroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario