sábado, 1 de octubre de 2016

No debería pero siento
el movimiento interno de cada célula de mi carácter.
No debería pero siento
cómo los cimientos de mi conciencia
tiemblan y desmontan los tejidos de la cordura.

Los átomos más simples de mi carne tiemblan fuerte
mientras la carne se mantiene serena.
Los átomos más simples de mis neuronas tiemblan también
mientras el cerebro se mantiene tranquilo.

No debería pero lo siento
y me desquicia mientras finjo
una calma glacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario