domingo, 22 de mayo de 2016

Ahora

Aunque duela,
he decidido ser 



una persona 
feliz.

Aunque duela,
y la serotonina me haya abandonado,
he decidido ser 

una persona 


feliz

que sonríe cuando siente 
que puede respirar sin dolor,
sin presión
sobre el pecho, 
sobre los alvéolos cansados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario