domingo, 28 de febrero de 2016

Parece dormido

Me veo en el reflejo del cristal
que me separa 
de él.
Me veo dentro 
y me miro las manos
para asegurarme de que sigo aquí,
en esta sala esquelética,
pintada de aire sin oxígeno. 

Parece tranquilo,
parece dormido,
nada más.
Diría que va maquillado,
las ojeras azules
han desaparecido,
las lágrimas secas,
también.

A ratos,
esto parece un bar,
donde los viejos miran
con morbo,
con miedo,
al saber qué esa cabina de Blanca Nieves
está cerca cerca cerca, 
a tres átomos de distancia.

Cuchichean
y se esconden,
cuchichean 
y te preguntan
si el café es gratis, 
si las flores son 
de plástico.





Pic by Dan Mountford



No hay comentarios:

Publicar un comentario