miércoles, 4 de marzo de 2015

Comer con los dedos

Toquetea los papeles,
resigue con la mente
esos números
que dan y quitan
felicidad mundana.

El papel suena,
se ven en sus ojos los pensamientos...
toquetea con la mente
los números, constante,
desde el braille sueña.

Se ha gastado lo del pan,
los huevos y la leche.
Mira hacia arriba:
ahí está sobre su cabeza,
el cántaro de los posibles.

Eugenia le reñirá,
sus tripas traidoras con ella,
cuando suenen echando en falta
algo que nunca fue.
Son los números, María...
¡Esta vez, ya verás!

No quedan lágrimas en el pozo,
ya piensa en la vergüenza,
picar a la vecina,
sin que las niñas se enteren;
los boletos no se pueden comer...

Y los ciegos,
con más vista que Juan,
se quedan el premio de nuevo.
desolado e imbécil...
traga la tortilla prestada.



Salvador Dalí

No hay comentarios:

Publicar un comentario