martes, 10 de febrero de 2015

Te escapas entre mis latidos

Me iría contigo,
de veras,
pero eres demasiado líquido
te escapas entre mis latidos.


Te cogería de la mano
sólo para notar tus átomos 
                                                            en los míos
y respirarte.


Te mordería los labios
despacio y suave,
para morir un poco,
de puntillas.


Dejaría que me abrazaras
para curarnos
                                                             de todas las heridas mudas                     
sin reproches de por medio.


Me iría contigo,
de veras,
pero eres demasiado líquido
te escapaste entre mis latidos...

y yo necesito tocar.




Elisa M Rufat

No hay comentarios:

Publicar un comentario