viernes, 23 de enero de 2015

La estrella

Demasiado real para ser verdad,
las palabras sólo nos hablan
                                                           en sueños;
rara vez las recordamos.

Y si sabemos que lo supimos...
joder, cómo duele saber
que hubo un instante 
en que no fuimos ignorantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario