sábado, 31 de enero de 2015

Hirviendo


Hirviendo
por el hielo que hay en mis talones.
Te creo
y tenso la venda, 
                                 firme nudo me acompaña.


En la piel nacen carreteras
doble dirección sin sentido
ahora ridículas
                            luego angostas
con dientes quebradizos.


Dejemos que las arañas
tejan su verdad secreta.
Hilo fino, 
                   tela firme,
veinticuatro encuentros sin piedad.

David Roberts





No hay comentarios:

Publicar un comentario