viernes, 23 de enero de 2015

El amor

Había una brizna de hierba
que se llevaba todo el Sol.
Éste se había enamorado de ella
y bailaban.
El reflejo titilante les delataba;
todos moríamos de envidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario