miércoles, 2 de agosto de 2017

naranjas

Las naranjas están aún en el aire.
Deja que la gravedad lenta haga su trabajo. Respira
y deja que la naturaleza hile, rompa y recomponga,
que te pele las rodillas y te lama después,
como una madre perra,
que te activa el sistema circulatorio con cada lengüetazo.

Estás viva y eso prueba
que puedes confiar en la justicia 
que te asignaron al nacer.
Estás viva y respiras
y algunos seres te aman incondicionalmente.
Estás viva y eres dueña (casi siempre)
de tu cuerpo, tu cabeza y tu escritura.
Estás viva y tienes libertad para reír,
para dormir, para escoger si quieres echarle o no azúcar
a la leche.


martes, 1 de agosto de 2017

Un bebé gigante

A veces me siento un bebé gigante,

un animal sin la suficiente fuerza motriz
como para agarrar las cosas que quiere o necesita
(cosas que, en apariencia,
están al alcance de su mano).

un animal que no sabe articular palabra
y solo puede desahogarse con el llanto,
un llanto improductivo (de ahí que la frustración 
crezca y crezca).

un animal que no sabe identificar
qué es lo que le duele exactamente,
que recibe cada estímulo
como una bofetada abstracta.

un animal que escupe y babea,
cuando querría expresar amor,
que estira del pelo a su madre
cuando querría abrazar.


A veces me siento un bebé gigante,
una bola de carne inútil, dependiente, aislada. 

miércoles, 19 de julio de 2017

[Haiku agresivo]

La amígdala ha estallado. Irradias veneno. Cuenta hasta 10.

martes, 18 de julio de 2017

Amortiguar el dolor ajeno
en mi carne.
Ése es mi impulso.

sábado, 15 de julio de 2017

Eres la masa cruda del bizcocho
que estoy a punto de hornear.

Déjame un segundo más,
para que lama la cuchara de madera
antes de abrir la puerta.

jueves, 6 de julio de 2017

temo de veras el día

temo de veras el día
en el que todo el odio que estáis sembrando en mí,
estalle y se lleve a un alma inocente por delante.
de verdad, temo mis adentros, mis sombras,
temo toda la ira que resuena en mí
por haber nacido mujer en este mundo,
carne de otros, carne vacía

martes, 4 de julio de 2017

¿Que lle podo ofrecer a quen me intente?
Lois Pereiro




No tengo cordura que ofrecer,
ningún equilibrio amable.
Mucho dolor injustificado.
Mucha incertidumbre.

Estaría bonito ser el objeto directo
en esta pregunta. Es bonito imaginar
que la gente puede intentarte.
Puede intentar comprenderte.

Puede intentar quererte,
descifrar los dolores de cabeza,
las ansiedades, los momentos 
de pánico absoluto.

Estaría bonito guardar mi mundo
en tu bolsillo. Coser con hilo gordo,
negar que me pertenece,
que todo el problema es mío.